Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Govern de les Illes Balears
Viernes, 17 de marzo de 2017
Torrentes

Se duplica la inversión en limpieza de torrentes

El consejero de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca comparece en el Parlamento para dar cuentas de la gestión de las inundaciones.

Este ritmo de inversión permite limpiar un 10% de la red de torrentes cada año, de manera que en 10 años estarían en condiciones.

[Img #22866]El consejero de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca, Vicenç Vidal, ha comparecido hoy en la Comisión de Medio Ambiente y Ordenación Territorial del Parlamento de las Illes Balears para dar cuentas de la gestión de la Consejería durante los episodios de lluvias intensas que se vivieron en diciembre de 2016 y en enero de este año a petición del grupo parlamentario de Proposta por les Illes (PI) aunque, tal como ha recordado, "no es el encargado de gestionar las emergencias en la comunidad autónoma".

 

Vidal ha insistido en que las tormentas fueron "extraordinarias" y ha añadido que, si en el 2011 su antecesor, Biel Company, dijo que "los torrentes se habían desbordado porque había llovido más de lo habitual, en este caso está demostrado que se han dado lluvias de récord y excepcionales". Así lo detallan los informes de la Agencia Estatal de Meteorología en las Illes Balears (AEMET) que constatan que en Escorca, por ejemplo, no se habían registrado unas lluvias como las del diciembre pasado desde el 2008 y en Palma, no había caído la cantidad de lluvia precipitada en enero desde 1987. De hecho, en los dos episodios, que duraron menos de una semana cada uno, se ha acumulado el 60% del agua que se recoge habitualmente en un año.

 

Así, la tormenta que causó más daño fue la de enero, ya que este segundo episodio se produjo menos de un mes después del primero, motivo por el cual "las aguas de lluvia no pueden infiltrarse ya que el terreno está saturado", ha detallado el consejero que ha añadido que "cuando tenemos un episodio de precipitación importante, por norma general, las aguas pueden hacer dos caminos: infiltrarse en el acuífero o colarse por encima del terreno hasta llegar a un torrente o al mar". De esta manera, "los datos indican que sumando ambos episodios en Mallorca han llovido de la orden de 1.000 hectómetros cúbicos de los cuales se han infiltrado unos 200 (un 20% aproximadamente). Por lo tanto, 800 han corrido hacia el mar o un torrente". Para hacerse una idea, ha acabado Vidal, "250 hm3/año es el consumo de agua para todos los usos en las Illes Balears".

 

Otro factor a considerar es el relieve o topografía del terreno. En las zonas con poco pendiente el agua que circula por los torrentes o lechos lo hace con menos velocidad que en las zonas donde hay grandes pendientes. Este hecho también afecta en gran medida a la zona del pla de Mallorca, y sobre todo a la zona de Campos y de s'Albufera. Por esta razón en estos puntos las inundaciones pueden ser persistentes y afectar áreas importantes. Otra circunstancia es que las zonas que han sido afectadas en el episodio de enero, sobre todo el pla de Mallorca, "está fuertemente poblada y tiene muchas infraestructuras, como carreteras, que atraviesan torrentes". Por lo tanto, "las inundaciones han afectado a más infraestructuras como consecuencia de un urbanismo a la carta que se ha practicado durante años en nuestra tierra", ha recordado Vidal, que ha puesto como ejemplo "la carretera de Vilafranca o el torrente del Prat de Sant Jordi de Palma, que tiene que saltar un metro".

 

Con respecto a las incidencias durante las tormentas, en diciembre, la dirección general de Emergencias registró 179 incidentes, sólo ocho relacionados directamente con los torrentes, mientras que en enero fueron 557 relacionados con algunos desperfectos en instalaciones públicas y viviendas, averías en las líneas eléctricas así como cortes en las carreteras por inundaciones o desprendimientos de rocas sin embargo "resulta que la culpa es de los torrentes de que no estaban limpios", ha ironizado el consejero que ha pedido que se deje de hacer demagogia con este tema y ha recordado que también se produjeron desbordamientos de torrentes, en especial al pla de Mallorca y en la zona de s'Albufera.

 

Sin embargo, Vidal ha admitido que hay que hacer más en la limpieza de torrentes, motivo por el cual se duplica la inversión de la Consejería por este concepto este año y en el 2018 con dos millones de euros. Esta cantidad supone poderlimpiar un 10% de la red de torrentes anualmente de manera que en 10 años estaría toda en condiciones. Es la llamada "rueda que la legislatura pasada se detuvo con inversiones de 186.246,40 € en el 2013 cuando sólo se actuó en 3,6 kilómetros de torrentes". En el 2016 esta cantidad ya ascendió a casi 500.000 euros que han supuesto la limpieza de 60 km de torrentes. Vidal ha pedido al resto de grupos un compromiso para seguir con esta labor.

 

Una estimación inicial de los daños ocurridos en la red de torrentes, a causa de estas lluvias se sitúa en unos 2,5 millones de euros que aportará la Consejería "para hacer frente a los desperfectos allí donde no ha llegado el Estado" como en el caso de la agricultura. En este sector, hasta el martes que viene, día 21 de marzo, los campesinos afectados por los temporales de diciembre y enero pueden hacer llegar al Fondo de Garantía Agraria y Pesquera (FOGAIBA) las declaraciones por pérdidas de producción en los cultivos herbáceos de cereales, forrajes y hortícolas. A día de hoy ya se han recibido 115 y "se ayudará a todo aquél que haya sufrido pérdidas" a diferencia del Estado que no recoge los daños en los cultivos. Además, la línea de ayudas para márgenes del PDR, también del FOGAIBA ayuda a cubrir, también esta parte.

 

Las fuertes lluvias, sin embargo, también han tenido su cara amable: los recursos hídricos de las Illes Balears se han situado en febrero en el 76% en Mallorca cuando en septiembre del año pasado estaban al 40% y en el mismo mes de 2016 estaban al 51%. Sin embargo ha insistido el consejero "no se puede bajar la guardia", ya que a la unidad de demanda de Tramuntana, por ejemplo, las reservas ya han disminuido en febrero, mes en que no ha llovido.

Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
manacormanacor.com • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress